Historia

Con el respaldo de una historia en la cultura vitivinícola en España, Miguel Torres Chile llega en 1979 al Valle de Curicó tras la búsqueda de un nuevo destino. En este viaje, además de encontrar excelentes condiciones climáticas, la familia apuesta por innovar en la elaboración del vino incorporando barricas de acero inoxidable y roble francés.

Hoy, además de contribuir al crecimiento del vino chileno, Miguel Torres Chile sostiene una amplia variedad de cepas que lo caracteriza por producir vinos de intenso carácter y contribuir a un comercio justo.

Filosofía

Basados en el Comercio Justo, la Agricultura Orgánica y la Innovación, Miguel Torres Chile mantiene dentro de sus pilares, estos conceptos que han marcado la historia y su cadena productiva.

Miguel Torres Chile ha trabajado en la recuperación de variedades tradicionales chilenas, casi olvidadas como la cepa país, carignan y moscatel, con proveedores pequeños de sectores del secano. Cordillera Carignan, Estelado Rosé, Reserva de Pueblo y Días de Verano son parte de los productos asociados a este tipo de proyecto.

Nosotros

Con presencia en más de 100 países, el viñedo familiar Miguel Torres Chile se ha consolidado en estos 30 años como una de las principales bodegas productoras de vinos de calidad, compitiendo en un mercado global mediante la identidad de sus productos, el respeto al medio ambiente y su responsabilidad social.

En el 2010 Miguel Torres Maczassek, miembro de la quinta generación de la familia, asumió la presidencia de la empresa en Chile, teniendo como objetivos incrementar las exportaciones y velar por la buena marcha de la Bodega.